Cinnamon (Bilbao)

El lunes recibí en mi mail el boletín de Dolce City Bilbao con info muy interesante de un nuevo local en Bilbao. Es uno de esos mails que no borro y a los que recurro cuando me quedo en blanco y no sé dónde ir.

Ayer jueves, pensé, ya es hora de que el viernes me de un homenaje al salir de trabajar y mi cerebro intrépido me regaló el recuerdo de las imágenes de Cinnamon. Así que me puse a Googlear y es que perdón por mi sinceridad, pero Dolce City es un buen lugar donde recopilar información, pero si busco críticas culinarias recurro a otros lares. Ví una review de Alma Botxera y ahí ya sí que decidí mi plan del viernes tarde:

CINNAMON. Coffe Lab & Urban Food

Se trata de algo más que una cafetería porque el dueño, persona que está tras la barra es un experto y amante del buen café. Además, su buen gusto para decorar el local, por elegir la carta de sandwiches/ensaladas y el buen arte con las tartas es indicutible. Bueno, las tartas son creación de otra persona, pero me refiero al equipo que está detrás de este local. Y es que señoras, ¿qué más nos da que por fin vayamos a tener Starbucks a partir de junio cuando tenemos locales con personalidad como este? No se vosotras, pero yo prefiero dejar mis € en este tipo de empresas que se dejan la piel por ser diferentes, por aportar algo, que en el gigante explotador cafetero. Y sí, también iré a Starbucks un día cuando lo abran, porque así soy yo tengo que ir a todos los sitios nuevos. Pero os aseguro que a Cinnamon voy a volver muy a menudo. Y es que tengo ansia viva por probar la tarta Red Velvet que he visto en su instagram. Esa tarta tiene que ser mía muajajaja. Bueno, toda la tarta no, solo un trozo, que una es de Bilbao, pero tampoco vamos a pasarnos.

Os recomiendo leer esta entrada de Alma Botxera con su review sobre Cinnamon porque además de leer su opinión podréis ver fotos del local completo. Cuando he ido yo había gente y no era plan de ponerme a sacar fotos a diestro y siniestro a todo quisqui cual paparazzi maleducada.

Cinnamon está frente al Kafé Antzokia aproximadamente, no tiene pérdida. Lo malo es que no tienen una terraza como tal, pero quién quiere estar en una terraza pudiendo disfrutar del ambiente (música incluida). Y os lo digo yo que soy fumadora oiga.
Cinnamon Bilbao

Cinnamon Bilbao

El local es diáfano, con mucho espacio libre. Hay bastantes mesas pero sin exprimir el espacio, lo cual es algo que cuando pasa me agobia tremendamente. Tanto si voy sola como acompañada necesito mi espacio vital para disfrutar del momento.

El ambiente es vintage con un punto industrial, pero sobre todo muy personal. Es muy tranquilo y un lugar perfecto para tomarme un cafecito mientras desenpolvo mi Kindle. Que después de la pechada que me he dado a leer todos los libros de Elisabet Benavent estoy atascada. En casa leo un libro, que leo despacio por degustarlo y en el Kindle no avanzo con La Conjura de los Necios, que me gusta, pero, eso que estoy en momento de parón. Qué le vamos a hacer, estoy llena de contradicciones.

Cinnamon Bilbao

Me he sentado mirando hacia la ventana, cuestión de cotilleo puro mientras me relamía con la comida y jugueteaba con el Kindle cuando en realidad estaba entre Instagram, Twitter y Line. Seguro que muchas me entendéis.

¿Qué me decís del servilletero? ¡Por Dior! No podría ser más cuqui.

Cinnamon Bilbao

Cinnamon Bilbao

Tenía casi claro lo que iba a tomar antes de llegar. Un capuccino y tarta Red Velvet si tenía la suerte de encontrarla o en su defecto un sandwich Williamsburg.

Y aquí está el rico capuccino, que por una vez en mi vida lo pruebo y sabe a café de verdad. Riquísimo es poco. El dueño me ha ofrecido la opción de si lo quería con choco  y como era de esperar mi respuesta ha sido: SÍ. Y aún con chocolate se apreciaba que era un buen café.

Tengo que hacer una apreciación y es que en Bilbao tenemos la suerte de en general tener buenos cafés (he vivido en otras dos ciudades y no hay color, además gente que ha venido a verme de otros lugares me lo ha comentado. Ally, como te imaginarás es inevitable que me acuerde de ti con este comentario, que puede que no estés 100% de acuerdo lol).

Cinnamon Bilbao

Y os preguntaréis, ¿qué es el sandwich Williamsburg? Uno de sus ingredientes es algo tan neoyorquino como este barrio de Brooklyn. Estoy hablando del pastrami, lo que viene a ser, más o menos, carne de ternera especiada en salmuera y ahumada. Pero ay las ganas que tenía de comer pastrami porque el que probé en Sua San fue un poco pobre, pero ¡el de Cinnamon está delicioso! Solo me ha faltado ponerme a imitar a Meg Ryan cuando en Katz se puso a fingir un orgasmo (Si no habéis visto Cuando Harry encontró a Sally no sé a qué esperáis).

La forma de este sandwich es de panini como podéis ver:

Cinnamon Bilbao

¿Y qué es lo que lleva? Pastrami, chucrut, queso chedar y pepinillos. Las salsitas son mayonesa de rábano y mostaza de paprika, pero solo las he probado un poco porque el bocata estaba tan bueno que no quería perderme ningún matiz.

Y aquí un par de perspectivas de esta gloria bendita en forma de comida.

Cinnamon Bilbao

Cinnamon Bilbao

Conclusión: si sois de Bilbao o venís de vacaciones, tenéis que ir a Cinnamon. Prometo que no es una entrada patrocinada ni siquiera he intercambiado más que las mínimas palabras con las personas de allí, así soy yo de simpática #modoironiaon. Pero estoy súper ilusionada con este nuevo rincón de mi adorada ciudad.

¿Dónde podéis encontrarles?

Calle San Vicente, 3

Twitter // Facebook // Instagram

¡A disfrutar del finde!

E.

Anuncios

Taberna Muga en Bilbao

Si hay algo que me gusta a mí en la vida es salir a tomar algo oiga. Que si un Martini, un vino, unos pintxos, un menú… Con cualquier cosita me conformo, pero conocer sitios nuevos o visitar los que ya conozco y me gustan es puro vicio. Y si es con buena compañía pues nada mejor, porque si no, para que nos vamos a engañar, me quedo en casa, que por algo vivo sola.

El pasado viernes se me cruzó un poco la jornada laboral, así que al terminar me vine a casa, mi amiga saldría más tarde que yo y ya veríamos si quedábamos. Lo que viene a ser un sobre la marcha. Un mantra que últimamente repito en mi vida casi a diario y le estoy cogiendo gusto. Mi yo de hace unos años no se lo habría creído, pero es lo que tienen los momentos catárticos de la vida, que nos cambian.

Total, que solo me hizo falta un whatsapp para salir pitando de casa, estaba hasta calzada:

– “Ahora cojo el metro en Deusto”.

Ni el frío ni la lluvia nos detiene. Salí de casa, me puse un poco de música. Si no recuerdo mal, tenía el cuerpo de escuchar Leiva. Me bajé al Kasko al encuentro de mi amiga, la pobre no os imagináis lo que me soporta.

Llevábamos media semana pensando en los bocatas del Muga, tenéis la carta en su web, por si os pica la curiosidad. Os he dejado link en el nombre del bar. Tuvimos mala suerte y la cocina estaba cerrada, cierran de 16 a 21. Pero con la barra de pintxos nos fue suficiente.

¿Tiene buena pinta verdad?

Taberna Muga

Yo opté por una quiche de puerro y un pintxo de polenta. Lo acompañamos de un vino y para la terraza que nos fuimos.

¿Que llueve? No importa, en Bilbao utilizamos las sombrillas para el sol y para la lluvia, así somos.

Desde la terraza se escuchaba la música, siempre muy recomendable. En este caso sonaban canciones de Little Richard, así que apetecía hasta bailar. Nada como ilustrar con un ejemplo:

Si sois de Bilbao os recomiendo hacer una visita y si venís de turismo os diría que lo incluyeráis en vuestra ruta de pintxos. está junto a la Plaza Unamuno, visita obligada para mi gusto. Podéis subir un poco las escaleras de las Calzadas de Mallona y disfrutar de la panorámica. Hay gente muy diferente y es un buen punto para empezar un paseo por el Kasko, sin olvidarnos la Plaza Nueva y después ir hasta el Mercado de la Ribera, donde también han abierto un bar muy interesante.

Taberna Muga
Calle María Muñoz, 8

E.